image1

Maxim Godigna es un chef venezolano graduado en la escuela de alta cocina francesa Gregoire Ferrandi. Luego de haber trabajado durante siete años en los mejores restaurantes de la capital francesa como el Park Hyatt de la plaza Vendôme y el hotel Lutetia, ambos iconos parisinos, decidió abrir su propio restaurant gastronómico. Haciéndole honor a su nombre, el Restaurant Galia ( nombre dado durante la época romana a lo que hoy es Francia ) combina en sus platos la tradición francesa con la elegancia y las técnicas culinarias de hoy en día.

 

¿Cuándo se fue de Venezuela y por qué?

Me fui de Venezuela en el año 2008 porque quería tener la mejor formación posible en el arte culinario. En Venezuela también podía estudiar esta carrera y realmente creo que hay un potencial enorme en los estudiantes de cocina que se gradúan en nuestro país, pero yo quería importar algo diferente, llevar lo mejor a nuestra tierra.

¿Qué es lo que más extraña de Venezuela?

Esto sería una respuesta sin fin… lo extraño todo. Irónicamente, creo que lo que más extraño es nuestra comida. Aquí en Francia no es como en otros países del mundo donde hay una comunidad latina importante, aquí los venezolanos somos una pequeña minoría y se cuentan con los dedos de una mano los restaurantes venezolanos. Ahorita, por ejemplo, me provocaría comerme un perro caliente a lo venezolano o un pepito, ¡pero aquí no hay ningún sitio donde me los pueda comer!

¿Qué le motivó a abrir su propia empresa?

Mi idea siempre fue de regresarme a Venezuela para abrir un restaurante francés cerca del colegio donde estudié ya que la clientela francesa es muy grande en esa zona, pero hoy en día ese proyecto es inviable. Entonces decidí quedarme, cambiar la felicidad de estar en un lugar que amas y en el cual seguramente hubiese tenido éxito, por mi tranquilidad y la seguridad de mi familia.

¿Cuáles fueron las dificultades iniciales que enfrentó para abrir su negocio?

Bueno, montar un negocio en Francia no es nada fácil. Decirles lo contrario sería mentirles. Francia es el país con más impuestos en el mundo, aquí todo es un impuesto y siempre tienes la sensación de estar trabajando para pagarlos. Además, para obtener un crédito es bastante complicado, sobre todo porque se necesita una inversión grande para montar un restaurante en París y la competencia es gigante.

Como emprendedor ya consolidado, ¿Qué consejos le da a aquellas personas que están pensando abrir su propia empresa?

Todos los proyectos son buenos, pero lo más importante es tener un buen estudio de mercado. No todas las ciudades del mundo tienen la misma clientela y eso siempre hay que estudiarlo antes de abrir una empresa. Yo creo que hay que atreverse y lanzarse, pero nunca apresuradamente. Siempre es bueno buscar consejos con la comunidad venezolana, e incluso latina en el extranjero, nosotros somos conocidos por ser abiertos y solidarios.

¿Cómo enfrentó sus fracasos para poder seguir adelante y alcanzar el éxito?

Yo no podría hablar de fracaso sino más bien de pruebas. Desde que comencé con mi proyecto hasta la apertura del restaurant, tuve miles de pruebas que me puso la vida. A veces estuve a punto de tirar la toalla pero pensaba en todos los compromisos que había adquirido para poder motivarme, pensaba también que esta era una oportunidad única para mí.

¿Emplea las nuevas tecnologías en su negocio? ¿Cómo le ayudan?

¡Claro! El uso de internet es indispensable en mi local. Aquí trabajamos con una página francesa de reservaciones por internet que funciona muy bien. El que tenga un restaurante en Francia, si quiere tener éxito, está prácticamente obligado a trabajar con este sistema y además te permite ponerle notas a los restaurantes y conocer las criticas de los clientes.

¿Qué proyectos a futuro tiene para su empresa?

Poco a poco queremos hacer otras remodelaciones para agrandarnos. No tengo pensado abrir otros locales en París ya que ese no es el concepto, pero si quiero abrir en otras ciudades del mundo.

¿Cuál es su arepa favorita?

Sin duda alguna la de queso telita, pero en general me gustan todas las que tienen quesos venezolanos, ¡no hay queso francés que los iguale!

Contacto:

Facebook

Gracias por participar en el Día Mundial de la Arepa! Deja un Comentario

Comentarios