Arepa 010

Maíz Bistró, es un emprendimiento venezolano en Valencia, España, que además de ofrecer las variedades típicas de nuestro país, tiene un bistró latinoamericano, donde sirven platos de diversos países caribeños y suramericanos. Todos sus productos son caseros, principalmente, su carta está centrada en las arepas, en ceviches y carne a la parrilla., además de ofrecer otros platos en su menú. Pronto celebraran su tercer aniversario, Daniela Silva nos cuenta más sobre su vida en esa tierra española.

¿Cuándo se fue de Venezuela y por qué?

Me fui de Venezuela en septiembre de 2004 porque obtuve una beca para estudiar un postgrado en España. El plan inicial era venir a estudiar por 3 años y luego volver. Vivir un tiempo fuera era algo que yo siempre había querido hacer, con independencia de la situación del país; al terminar la beca comencé a trabajar en mi carrera (mi esposo también estaba trabajando luego de también terminar su postgrado aquí en España), y nos pareció interesante obtener experiencia laboral en el extranjero, así que nos fuimos quedando mientras al mismo tiempo lamentablemente la situación del país se iba complicando… Me vine como estudiante de postgrado con la idea de volver, pero casi sin darnos cuenta pasaron los años y nos quedamos.

¿Qué es lo que más extraña de Venezuela?

En primer lugar los afectos: la familia y los amigos… lo que pasa es que en los últimos años la gran mayoría también ha emigrado a otros países. Creo que extraño una época más que un lugar… El lugar está y seguirá estando, allí están Caracas y Margarita, pero sin los afectos no es lo mismo. Por supuesto que extraño el clima fabuloso de Caracas, el Ávila espectacular, y la comida!.

¿Qué le motivó a abrir su propia empresa?

Siempre habíamos tenido el “gusanillo” emprendedor, y dedicarnos al sector de la restauración, pero realmente el motivo principal que me animó a dar el paso, fue que me quedé “en paro”, sin trabajo, por la crisis en España (yo trabajaba en el sector del urbanismo), así que la crisis me empujó a emprender. En 2011, con un hijo pequeño no quería volver a ser empleada y trabajar para otro, además las probabilidades de conseguir trabajo en mi sector eran mínimas porque fue uno de los más golpeados en la crisis española. Así que pensamos que era un buen momento para “lanzarnos” a nuestra idea, aprovechando que yo podía dedicarme de lleno a ello.

¿Cuáles fueron las dificultades iniciales que enfrentó para abrir su negocio?

La principal fue la financiación por parte de la banca y los organismos que se supone que deberían financiar proyectos para la creación de empresas en España. Tuvimos que recurrir a la financiación privada gracias a una campaña de “crowdfunding” entre amigos y familiares, y eso fue lo que nos permitió conseguir los recursos para hacer realidad y arrancar el proyecto. También logramos un préstamo a través del ICO (Instituto de Crédito Oficial), y también del ENISA (Empresa Nacional de Innovación), ambos organismos públicos españoles, quienes al final, financiaron parte de la inversión.

Como emprendedor ya consolidado, ¿Qué consejos le da a aquellas personas que están pensando abrir su propia empresa?

En mi opinión es fundamental ser organizado y tener seguridad en la idea; pero seguridad no entendida como una simple visión “optimista” ó “muchas ganas de trabajar”, sino una comprensión clara del mercado donde vas a producir y vender tu producto. Esto para los que emprenden fuera es básico… estás en otro país, con otras costumbres, otros horarios, otras formas de hacer las cosas y trabajar (con clientes y proveedores). Hay que adaptarse a eso y buscar un sitio en ese mercado, no intentar “cambiarlo a lo venezolano”. Otra cosa que creo fundamental es la búsqueda de asesoría externa. Uno de los principales apoyos para crear el Maíz Bistró fue el de la Cámara de Comercio de Valencia, con quienes hice un programa formativo gratuito para la creación de empresas, la realización del Plan Negocio y todo el estudio financiero en las fases iniciales del proyecto. También nos apoyaron en la fase de creación de la empresa (somos una Sociedad Limitada), en la realización de todos los trámites para registrarla y poder iniciar la actividad. Luego para la búsqueda del local y la tramitación de permisos y licencias municipales buscamos el apoyo de una empresa privada pequeña (formada por una venezolana y un español). Te puedo decir que estuve dedicada 1 año a formarme (en gestión empresarial y específica de restaurantes), y desarrollando el proyecto. Yo comencé a dedicarme al proyecto Maíz Bistró en octubre de 2011, y abrimos las puertas en noviembre de 2012.

¿Cómo enfrentó sus fracasos para poder seguir adelante y alcanzar el éxito?

En mi caso lo que hice fue ver el hecho de quedarme sin trabajo como una oportunidad de poder dedicarme a tiempo completo a estudiar y desarrollar el proyecto empresarial. Aprovechar la crisis para “reinventarme” profesionalmente. Claro cada circunstancia es única, y como mi esposo continuaba en su trabajo y yo tenía derecho a 1 año de “subsidio de desempleo”, pues pude dedicarme a crear Maíz Bistró. En cualquier caso creo que siempre hay que ver las crisis como oportunidades para el cambio, y sobre todo para la creación y la evolución.

¿Emplea las nuevas tecnologías en su negocio? ¿Cómo le ayudan?

El nuestro es un negocio bastante tradicional, pues es un Bistró Latino… así que las nuevas tecnologías las aplicamos fundamentalmente en marketing (manejo de redes sociales y reservas online). También las empleamos en la gestión interna propia de la empresa, comunicación entre empleados, con proveedores, asesores, bancos, y con organismos de la administración pública en España.

¿Qué proyectos a futuro tiene para su empresa?

En primer lugar consolidarnos sobre todo financieramente, y seguir cumpliendo nuestros compromisos, para pronto poder crecer que es lo que queremos. No queremos quedarnos solo con un restaurante y simplemente mantenernos, sino ir expandiendo el concepto “gourmet latino” a otros niveles e ideas de negocio que tenemos en mente. Una vez cumplidos los 3 años de funcionamiento, con algo de camino andado y experiencia, seguramente arrancaremos con nuevos proyectos, asociados siempre a la gastronomía latina. Queremos crecer, pero poco a poco, ordenada y concienzudamente, con un proyecto de largo plazo.

Un mensaje para los venezolanos que están en Venezuela

A pesar de las difíciles circunstancias que vive el país, creo que siempre hay que dar un mensaje ánimo, lucha, y sabiendo que incluso en las circunstancias más adversas se puede crear, transformar, construir… repito lo que expresé en una pregunta anterior: siempre hay que ver las crisis como oportunidades para el cambio, y sobre todo para la creación y la evolución.

Arepa 011

Gracias por participar en el Día Mundial de la Arepa! Deja un Comentario

Comentarios