10151135_647886581948840_5849383885147152204_nMi nombre es Alex, nací en Palmira, un pueblo del Táchira con gente agradable, cordial y sencilla, un pueblo lleno de costumbres y tradiciones típicas de los andes venezolanos, como los pasteles de yuca, la chicha andina, un clima agradable y hasta hace poco tiempo un lugar muy tranquilo, sereno y seguro.

Crecí en una familia muy bonita, con padres que me transmitieron una buena educación en medio de una familia muy unida, estudié mi carrera en el Táchira, posteriormente empecé a estudiar ciencias jurídicas en la Universidad Católica del Táchira y me gradué como abogado en el año 2005 en la Universidad de Los Andes de Mérida, lamentablemente cuando me gradué ya la situación política y social de Venezuela se mostraba poco positiva y decidí emigrar.

¿Cuándo se fue de Venezuela y por qué?

Me fui de Venezuela en septiembre del año 2005, pocos meses después de graduarme de abogado, me fui por la tensión política que estaba aumentando cada vez más. Todo se concentraba sobre el poder y la política, dejando de lado los valores.

¿Qué es lo que más extraña de Venezuela?

Lo que más extraño de Venezuela es mi familia, ojalá un día no muy lejano podamos reunirnos y que ellos puedan estar en un lugar, al menos tranquilo, seguro y donde existan oportunidades de crecimiento en todos los sentidos.

¿Qué le motivó a abrir su propia empresa?

Vivir en Europa no es fácil, luego de nacer, crecer y vivir los años más importantes de mi vida en un país como Venezuela, rodeado de gente talentosa, profesional y con tantas expectativas, decidí que la mejor opción era abrir mi empresa propia, dar a conocer al menos una parte de nuestra país expresado por la comida, la atención y el carisma que nos caracteriza.

¿Cuáles fueron las dificultades iniciales que enfrentó para abrir su negocio?

Las dificultades de una pequeña empresa, los riesgos, crear la clientela, los aspectos burocráticos y el alto costo de los servicios que para nosotros los venezolanos que provenimos de un país donde abundan los recursos naturales nos parecen muy elevados.

Como emprendedor ya consolidado, ¿Qué consejos le da a aquellas personas que están pensando abrir su propia empresa?

Abrir tu propia empresa te da la posibilidad de no depender de otros, dar a conocer tu propio talento.

¿Cómo enfrentó sus fracasos para poder seguir adelante y alcanzar el éxito?

Los fracasos deben ser vistos como experiencia y de allí aprender y mejorar donde nos hayamos equivocado.

¿Emplea las nuevas tecnologías en su negocio? ¿Cómo le ayudan?

Las nuevas tecnología son importantes, aunque en Europa aprecian mucho también lo artesanal, típico y característico.

¿Qué proyectos a futuro tiene para su empresa?

Mis proyectos a futuro son dar a conocer más productos venezolanos, por ahora, arepas, empanadas y cachapas son una ocasión para encontrar y conocer otros venezolanos que como yo se encuentran lejos de Venezuela y no solamente, todo el pueblo latino es muy solidario y cada vez que organizo un evento con matices venezolanos, nuestros amigos colombianos vienen a hacernos compañía.

¿Tiene alguna anécdota sobre la arepa?

La arepa ha sido uno de los platos venezolanos que mas ha gustado a los italianos.

Un mensaje para los venezolanos que están en Venezuela

Mi mensaje para los venezolanos que están en Venezuela es que todos los seres humanos merecemos vivir dignamente, las personas que abusan del poder no tienen el derecho de quitarle a nadie la felicidad. El mundo deberìa ser llenos de paz y amor y en vez de cerrar fronteras deberìan abrirlas. No pierdan las esperanza, todos pueden alcanzar los objetivos que nos proponemos

1604422_616717961732369_1735920079_n

Gracias por participar en el Día Mundial de la Arepa! Deja un Comentario

Comentarios